Amor y sexo

3 poses íntimas para practicar más seguido

Entérate cómo mejorar el ambiente sexual con tu galán

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

3 poses íntimas para practicar más seguido

3 poses íntimas para practicar más seguido

¿Te gustaría saber qué posturas sexuales conocidas pueden sacarte de tu zona de confort? Aunque no lo creas existen tres poses muy buenas que te ayudarán a relajarte más. Expresa todo tu amor con tu pareja y vuelve a practicar estas posiciones que a veces son ignoradas.

Para empezar tienes que saber las ganas de cambiar de postura, de echarle imaginación al tema va unido a la propia personalidad de cada uno. A veces tendemos a repetir lo que nos gusta, nos da miedo buscar otras formas de satisfacción, por el miedo al fracaso y porque si algo se nos da bien ¿para qué cambiarlo? Eso puedes pensar sobre todo en el sexo. Pero esta actitud lleva a la rutina y a la falta de interés. Por ello, existen tres posturas clásicas: misionero, ella encima, y penetración vaginal por detrás que nunca deben ser dejadas al olvido.

El misionero, por ejemplo, es una pose que en la intimidad puede ser muy aprovechada, pero hay hombres que no lo saben experimentar al máximo ya sea por malos movimientos con la cadera o con la falta de apoyo de la mujer. Es poco efectiva si te cuesta llegar al orgasmo.

Con ella encima, en una posición de control y poder, los chicos disfrutan más, pero hay que tener una mediana buena forma física, y cierta seguridad sobre el propio cuerpo, es decir, tienes que olvidarte de los completos, de los 'rollos' o la 'papada' que puedes sentir que arruinará todo. Olvida todo eso, ¡tú eres hermosa!

Además el doggy style o 'pose del perrito' es una postura que también ciertos inconvenientes para las mujeres: la penetración es tan profunda que no siempre es placentera, y la ausencia casi de estimulación clitoridiana puede devenir en la pérdida de lubricación. ¿Te ha pasado?

Mira esto: ¿Los besos pueden definir si tu novio es el correcto?