Amor y sexo

Toma nota: 4 aspectos por los que estás sola y que quizá no sabías

¿Sin pretendientes? Entérate por qué podría ocurrir esto en tu vida amorosa.

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

Toma nota: 4 aspectos por los que estás sola y que quizá no sabías

Toma nota: 4 aspectos por los que estás sola y que quizá no sabías

¿Por qué ves algunas relaciones amorosas que van de maravilla? ¿Qué es lo que ellos tienen y tú no? No te deprimas y solo date cuenta de los posibles errores o exigencias que estarías cometiendo en tu vida.

1. Te ves fuera del alcance de los demás: A veces, ves a ese chico que te roba el aliento. Camina erguido alrededor del lugar tarareando alguna canción, se sienta y observas su rostro, sus manos y su largo cuerpo. Es perfecto. Seguramente no se fijaría en ti jamás. Aunque trates de conquistarlo, tú no estás en su 'rango' para tener una relación de pareja.

2. No te conformas con poco: La situación puede ser al revés. Quizá piensas que el chico que te miró en la calle o el hermano de tu amiga al que tanto le gustas no son lo suficientemente atractivos o inteligentes para ti. ¿Por qué hay necesidad de ser tan exigentes? Quizá estés perdiendo una gran oportunidad con esa persona.

3. Tienes miedo al compromiso: Puede que no estés lista para llevar un peso así sobre tus hombros. Tal vez has fallado en otras ocasiones y no quieres repetir. También puede que no quieras arruinar tu felicidad con la llegada de otra persona, pero tienes que saber que las oportunidades son pocas, sobre todo para encontrar a una persona con quien tendrás una conexión de primera.

4. No te da miedo estar sola: Este sentir es bueno ya que sabes que la codependencia no es buena en ningún sentido. Sin embargo, no se trata de no estar sola, sino de compartir tu vida y momentos con alguien más que tu mejor amiga o tu familia. A veces es reconfortante saber que hay alguien más que se enorgullece de ti y te de ánimos. Esa persona puede ser tu siguiente novio.

Mira esto: 6 cosas a realizar para que tus padres acepten a tu galán