Amor y sexo

5 señales para saber cómo es una mujer madura

Entérate cómo diferenciar a estas féminas en una relación

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

5 señales para saber cómo es una mujer madura

5 señales para saber cómo es una mujer madura

¿Te gustaría saber en qué se diferencia una mujer madura del resto? En esta nota te revelaremos cinco aspectos que sí o sí debes notar al momento de conocer a una fémina que sí tienes los pies sobre la tierra. Te sorprenderás al saber qué cualidades reúne una persona en su relación de pareja.

1. No es vanidosa: Una mujer madura sabe que debe el estilo es lo más importante, pero no un detalle del que 'tenga que morir'. Su imagen tiene que ser bien cuidada. Con su honestidad sabe que puede lograr todas sus metas además de que se mantiene fiel a sus ideales e interés. ¿Has conocido a alguien así?

2. Ama los detalles: No hay nada que valore más que aquellos detalles que recibe de un hombre o una amiga que fueron elaborados por sus manos, tienen un valor sentimental o representan aquello que la identifica. No ve primordial los obsequios costosos. Una mujer madura saca su cartera y paga en el momento indicado y tiene en cuenta en qué momento puede darse un gustito para invitar a comer a alguien.

3. No busca millonarios: Y claro que es un decir, pero ellas no salen con un hombre por su carro, su reloj o su trabajo, en realidad eso no tiene la mayor importancia. Las mujeres maduras tienen en claro que un hombre con dinero no tiene que ser lo más importante en sus vidas. Ellas son autosuficientes.

4. No usa su sensualidad para manipular: Si, es una mujer sexy y con un encanto inigualable, sin embargo este no es motivo para chantajear a su pareja. Su dignidad y personalidad son sus armas para la sensualidad.

5. No es una mujer celosa: Los celos se vuelven un chantaje emocional y el aliado de una mujer que desea manipular a su pareja. En el caso de las mujeres maduras este tema queda en tercer plano u olvidado.

Te puede interesar: Cómo saber si coquetean contigo a partir del lenguaje corporal