Amor y sexo

Cómo hacer de tu dormitorio un templo para la intimidad con el Feng Shui

Consejos para lograr la armonía en este espacio

Editor: Redacción Multimedia

Cómo hacer de tu dormitorio un templo para la intimidad con el Feng Shui

Cómo hacer de tu dormitorio un templo para la intimidad con el Feng Shui

El arte ancestral del Feng Shui busca mejorar las condiciones ambientales para fomentar el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno y supone un orden especial de los objetos en un espacio determinado. Y esto influye en muchos aspectos de la vida de las personas, incluso en la intimidad. Por eso, a partir de información recogida en 'Infobae', te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de ordenar tu habitación:

La forma de la habitación. Entre las reglas que establece, ésta debe ser cuadrada o rectangular pues es la geometría que corresponde al elemento Tierra aporta mayor estabilidad y equilibrio al Chi.

Ubicación de la cama. Es el punto más crucial en un dormitorio, ya que requiere de la energía Yin para un buen descanso. Las puertas y ventanas representan el movimiento y la luz, es decir el Yang. Las paredes o tabiques sin ventanas o puertas son Yin, implican estabilidad y quietud. Por lo tanto, la cabecera debe preferentemente tener detrás de ella una pared o tabique sin ventanas o puertas, esta debe estar alejada de la puerta.

La elección de colores. Es fundamental establecer una continuidad entre el interior y el exterior de la sala y la elección de un color adecuado para el uso funcional en varios ambientes: un tono alegre que fomente la convivencia, para el comedor; un color lleno de energía para la cocina y, en este caso, tonos relajantes en la habitación, como la paleta de los pasteles.

Espejos. Tiene gran peso a nivel energético.Se sugiere no tener más de dos en la habitación. Su ubicación es vital, y la regla indica que nunca debe colocarse frente a la cama o en tal lugar que refleje la imagen mientras se descansa.

¡No te puedes perder esto! ¿No quieres salir con él? 4 excusas perfectas para evitarlo