Amor y sexo

Mujer confesó cómo se sintió al no tener intimidad por 110 días

La fémina sostuvo cómo le afectó este periodo de 'sequía sexual'

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

Mujer confesó cómo se sintió al no tener intimidad por 110 días

Mujer confesó cómo se sintió al no tener intimidad por 110 días

¿Cómo te sentirías si no tienes más de 110 días de actividad sexual? Hay mujeres que no experimentan de la intimidad por mucho tiempo y llevan una vida normal reemplazando dicha acción por otra, pero en el caso de la bloguera de 'Sex & London City', Nixalina Watson, su experiencia llegó a darle una gran lección de vida respecto a las aventuras de una noche.

Según el portal 'Soy carmín', Nixalina, al principio, sí se prohibió el sexo al punto de empezar unos nuevos hábitos. “En un esfuerzo para dejar mis citas y enfocarme en una conexión más profunda, hice un voto de castidad. ¡Sí, me prohibí el sexo! (...) Decidí que si eliminaba cualquier acto sexual (besar estaba totalmente bien y lo alentaba todas las veces) entonces dejaría de toparme con 'players' y chicos malos y empezaría a encontrar hombres que buscaran más que el interior de mi falda. ¿Un plan infalible para hallar el verdadero amor? Ciertamente, eso fue lo que pensé”, confesó.

Sin embargo, no todo fue color de rosa al principio. La bloguera indicó que en un comienzo todo era tranquilo, pero con el tiempo se dio cuenta que "el remedio era peor que la enfermedad". "Tomar el voto de no sexo buscaba mejorar la calidad de hombres con los que me toparía, pero tuvo el efecto opuesto…además aumentó mi libido de forma exagerada. Me vi mirando hombres como si fueran pedazos de carne”, explica.

¿Cómo salió de la abstinencia sexual? Un día, Watson aceptó la invitación de un chico que le propuso seguir la fiesta en su casa. Después de 110 días disfrutó de su sexualidad a plenitud y el resultado fue más que satisfactorio. “Me sentí libre de nuevo. Ya no tuve que preocuparme por ignorar los acercamientos o tener que contestar millones de preguntas sobre mi abstinencia. Pero más importante, yo descubrí que disfruto el sexo sin la necesidad de encarcelar a un hombre”, confesó. Esa experiencia la marcó, pues luego "no me sentí rechazada, triste o usada; precisamente, lo contrario. Me sentí empoderada, deseada y feliz de que pasó”, indicó.

Te puede interesar: ¿Se puede quedar embarazada al tener intimidad con ropa?