Familia

¡La diversión no se acaba en invierno! Actividades para los niños en vacaciones

El arte y el deporte ayudan a formar mejores seres humanos

Editor: Redacción Multimedia

¡La diversión no se acaba en invierno! Actividades para los niños en vacaciones

¡La diversión no se acaba en invierno! Actividades para los niños en vacaciones

Un tiempo de relajo y de ocio total siempre es saludable para todos y, por supuesto, también para los más pequeños del hogar. El juego, el deporte, el arte, entre otros, también son parte fundamental del aprendizaje porque, como padres, no podemos olvidar que tan importante como es hacer que sepan multiplicar también es formarlos para la vida, con herramientas socioemocionales para enfrentar las dificultades que afrontarán en el futuro y valores que hagan de ellos buenos ciudadanos. 

Por eso, en estas vacaciones de invierno podemos inscribirlos en un academia para que practique algún deporte de su preferencia. Esta actividad no solo es beneficiosa para formar un estilo de vida saludable sino también, especialmente si es practicada con constancia, enseña a las personas valores como la disciplina y la perseverancia. Conseguir muchas cosas que anhelamos no llegan de la noche a la mañana, tendremos que trabajar duro, algunas veces fracasaremos y otras ganaremos. 

Si notamos en el niño o niña cierta afinidad por la música, no dudes en inscribir a tu engreído en clases canto o en una donde aprenda a tocar un instrumento. La música es una forma fascinante y muy compleja de expresión que puede empezar a abrir la mente de los más pequeños, incluso, para comprender mejor las matemáticas porque ayuda a desarrollar el pensamiento abstracto. 

La pintura es otra gran opción que no solo relaja a los más pequeños, sino también desarrolla la plasticidad del cerebro, el pensamiento creativo y la integración entre la percepción y el movimiento.

Y, finalmente, en esta lista tienes un viaje familiar. Aunque no lo creas, diversos estudios señalan que una de las características que poseen las personas inteligentes es que han viajado mucho. ¿Por qué? Pues viajar te enseña otras realidades y que eso que conoces solo es una pequeñita fracción del mundo. Conoces personas con otras creencias, valores y aprendes a respetar las diferencias. Además en un viaje suelen ocurrir cosas imprevistas, las cuales deben ser solucionadas rápidamente.

Recuerda que hay muchas otras actividades como el clown, teatro, danza, yoga, aprender un nuevo idioma que también pueden ser divertidas y muy enriquecedoras para los más pequeños. 

¡No te puedes perder esto! ¿Patito feo? Complejos en niños y adolescentes