Familia

¡Las temidas estrías! Aprende a alejarlas de tu cuerpo

Consejos para dejar de pensar en las marcas luego del embarazo.

Editor: Redacción

Fotografía: Instagram

¡Las temidas estrías! Aprende a alejarlas de tu cuerpo

¡Las temidas estrías! Aprende a alejarlas de tu cuerpo

06 de Enero del 2017 - 14:00

Las estrías, la consecuencia más temida por parte de las madres luego de dar a luz. Si bien esta condición solo se presenta en el 50% de madres, es vital que todas las mujeres empiecen a cuidarse una vez su vientre empiece a hincharse. 

Recordemos que esta parte del crecimiento del vientre debe ser el momento al que más atención se tiene que prestar al vientre. Es por ello que los cuidados empezarán desde el tercer mes. Checa las instrucciones que tenemos para que puedas disminuir o salir victoriosa de las estrías.

Peso. El embarazo no debe ser sinónimo de comer todo lo que se aparece. Todo lo contrario, evita subir demasiado peso en esta dulce espera. Según lo ideal, si eres una mujer bajita debes subir hasta 9 kilos y si eres de estatura alta, 11 kilogramos. Así que cuida bien tu peso para evitar estas marcas.

Cremas. Las cremas anti estrías son, no trascendentes, pero si útiles para esta temporada ya que ayuda a disminuir el impacto en el cambio de la dermis. Su efecto se da de manera lenta pero ayudará a mantener la piel hidratara para la elasticidad característica de esta etapa.

Ejercicio. Sí, es importante que el ejercicio nunca haga falta en el embarazo. Es muy útil que el deporte se realice.¿Las opciones? Existen muchos, el yoga, el cual puede ayudarte con los dolores del parto o danzas que haránq que tu cuerpo pase por una remodelación que dejará atrás las feas estrías. 

Recuerda que estas marcas pueden ser suaves y fuertes. Si crees que ha sido muy exagerado en tu cuerpo, entonces lo mejor es acudir a un médico para buscar una solución médica o estética. Recuerda que no en todos los casos se ven estrías, pero no está de más cuidarse de este proceso tan grande de embarazo.

¡Tienes que ver esto! ¿Cómo se identifica la sordera en los bebés?