Moda

El diseñador israelí Hed Mayner o el arte de transformar los uniformes

Joven artista israelí causa revuelo en la capital de la moda parisina

Editor: AFP

Fotografía: AFP / Instagram

El diseñador israelí Hed Mayner o el arte de transformar los uniformes

FOTO: AFP

París, Francia (AFP).- En su estreno esta semana en las pasarelas parisinas, el joven diseñador israelí Hed Mayner jugó con el arte de la transformación revisitando los uniformes que, afirma, es lo que más se lleva en su país.

Su colección mezcla culturas y universos, Oriente y Occidente: en el desfile del viernes por la noche en el marco de la Semana de la Moda Masculina se sucedieron, entre otras prendas, una gabardina de tela de tienda de campaña militar, una chaqueta en PVC, una "bomber", un pantalón de "jogging" y una túnica evocadora del talit judío.

Su vestuario se presta a la libre interpretación y algunas chaquetas pueden llevarse de varias maneras. Algunas camisas son tan largas que pueden anudarse o flotan a lo largo del cuerpo, mientras que otras se abrochan de forma asimétrica.

Formado en la Academia de Artes y Diseño de Bezalel, en Jerusalén, Hed Mayner, de 30 años, nació en el seno de una familia de artistas instalada en Amuka, en el norte de Israel, no lejos de la tumba de un rabino adonde peregrinan fieles que desean contraer matrimonio.

En esta aldea situada en el bosque, a dos horas y media de Tel Aviv, y en la que viven unas 40 familias, el diseñador empezó a confeccionar sus propias prendas a los 16 años. Su pasión por la moda le vino al descubrir la inmensa colección de kimonos de una vecina que había vivido en Japón.

- 'Desproporción' del uniforme religioso -

El joven creador, que acaba de diseñar su quinta colección, se inspira sobre todo en los uniformes militares y religiosos de su país.

"Los israelíes no ven la moda de la misma forma que los europeos", estima Mayner, barbudo y vestido con una túnica y un pantalón de rayas azul claro.

"No creo que consideren la moda como algo muy importante en su vida cotidiana. En Israel, la gente se viste de uniforme", asegura, expresándose en inglés.

El diseñador se interesa especialmente en los judíos ortodoxos, no desde un punto de vista religioso, sino visual, fascinado por la "desproporción" de sus atuendos. "No se llevan ajustados a la talla del cuerpo, se transmiten de un hijo a otro... Los hombros son anchos, las chaquetas y las mangas, demasiado largas".

En su colección, juega con estas mismas proporciones, proponiendo chaquetas de traje anchas, túnicas de mangas interminables, volúmenes inesperados.

Instalado en Tel Aviv, ciudad de la que aprecia su efervescencia creadora, el joven cita entre sus referentes al japonés Yohji Yamamoto y al belga Martin Margiela.

Sus colecciones no se venden por ahora en Israel, pero son distribuidas en Europa, Estados Unidos y tienen particularmente éxito en Japón: "¡Creo que los japoneses entienden mejor mis prendas que yo!", asegura, entre risas.

¡TIENES QUE VER ESTO! Locas por las bomber jacket: Alondra García, Tilsa Lozano y Mafer Neyra