Moda

Ser mamá no significa perder el estilo... ¡Sino todo lo contrario!

Un hijo le cambia la vida a cualquier, pero esto no implica perder el estilo

Editor: Redacción Multimedia

Fotografía: Vélez

Ser mamá no significa perder el estilo... ¡Sino todo lo contrario!

FOTO: Vélez

Convertirse en mamá puede ser una de las mejores experiencias, sin embargo, la vida de todas las mujeres cambia radicalmente al momento de tener la maravillosa experiencia de ser madres, ya que las prioridades cambian y los tiempos se hacen cortos. Esto no significa que deban empezar a vestir de manera descuidada, solo deben pensar que lo que se pongan debe ir acorde a su personalidad y comodidad.

Los expertos de Vélez nos brinda 4 consejos para lograr unos excelentes looks, pero lo más importante es encontrar un balance entre lo cómodo y lo moderno: 

Los sneakers: Pueden llegar a ser los zapatos más cómodos que existen, acompáñalos con unos jeans o pantalón negro, las prendas monocromáticas siempre irán bien con estos, añádele un toque sofisticado al look con un collar llamativo, además estos te permitirán jugar o hacer largas caminatas con tu hijo estando siempre cómoda 

Bolso tipo shopping negro o miel: El tamaño de los bolsos shopping es ideal por su capacidad, te cabe todo lo que necesitas como billetera, lentes, maquillaje y hasta pequeñas cosas de tu hijo que necesitas tener a la mano. Además por su color plano lo puedes combinar con prendas estampadas (flores, rayas, cuadros) así mantendrás el equilibrio entre lo sobrio y lo llamativo. 

Botines negros: Son el comodín a la hora de vestir, estos le quedan bien a las mujeres de todas las edades y tipos de cuerpo, solo se trata de elegirlos con la altura de tacón adecuada, lo mejor es una altura media para los recorridos que tengas que hacer durante el día con tus hijos y no te canses fácilmente. 

Cinturón miel: Es una pieza que ayuda a marcar la diferencia en un look casual y descomplicado, dándole más valor y detalle, este color de cinturón lo puedes combinar con prendas tanto en colores básicos como negro, azul oscuro, blanco, gris o con prendas en colores vivos como amarillo, azul turquesa, fucsia etc.

¡TIENES QUE VER ESTO! ¡Qué original! Melissa Klug se apunta a esta tendencia y no creerás cómo luce