Salud

¿Adicción al deporte? Conoce las señales de alerta de la vigorexia

El exceso de deporte puede ser un indicativo de baja autoestima

Editor: Redacción Multimedia

¿Adicción al deporte? Conoce las señales de alerta de la vigorexia

¿Adicción al deporte? Conoce las señales de alerta de la vigorexia

Hacer ejercicio es bueno porque ayuda a fortalecer los músculos, bajar de peso, y sobre todo, mantener a las personas saludables, previniendo enfermedades cardiorrespiratorias. No obstante, entrenar demasiado, hacer dietas muy exigentes y obsesionarse con la apariencia podría llegar a convertirse en vigorexia.

Esta es considerada como un trastorno mental que en la mayoría de los casos se presenta en varones entre los 15 y 35 años de edad, y se manifiesta a través del deseo desmedido por exigirle a sus cuerpos una figura soñada y bien ‘marcada’, pero que cada vez que se ponen frente a un espejo se presenta una imagen distorsionada que los hace ver débiles. En ese sentido, especialistas de Lab Nutrition, empresa líder en complementos nutricionales para la salud y el deporte, explican algunos síntomas que podrían padecer este mal:

1. Las personas con baja autoestima se comparan con los demás y creen que sus músculos no se marcan lo suficiente en semejanza con otros. Se ven flacos y hasta inferiores a quienes los rodean.

2. Obsesivos con el deporte. Están muchas horas en el gimnasio levantando pesas, haciendo abdominales o usando la caminadora. Aprovechan todo su tiempo libre y más. Nunca es suficiente para ellos y creen que jamás podrán definir su cuerpo pues siempre tienen un reto más.

3. Aislamiento social. Nunca tienen un momento para una reunión familiar, encuentro con los amigos o algún evento social porque siempre están entrenando, y aunque en el gimnasio siempre hay otras personas, solo se relacionan con ellos para hablar de su rutina, pues están pendientes de sus resultados.

4. Dietas muy estrictas. Tienen una alimentación muy restringida, cero grasas y azúcares; incluyen en sus dietas muchos hidratos de carbono y proteínas, y no dejan pasar por alto una sola comida. Consumen batidos, huevos, carnes y lácteos en exceso. Es importante comprender que no todos los cuerpos son iguales y que no siempre lo que se ve es real. 

¡No te puedes perder esto! Examen de ojo para la detección de la hipertensión arterial