Salud

¿Cómo afecta el aumento de colesterol a la glándula de la tiroides?

Puede causar hipotiroidismo en las personas con sobre peso

¿Cómo afecta el aumento de colesterol a la glándula de la tiroides?

¿Cómo afecta el aumento de colesterol a la glándula de la tiroides?

Los altos niveles de colesterol en la sangre pueden estar asociados a un trastorno tiroideo conocido como hipotiroidismo el cual se caracteriza por la falta de hormonas que producen la tiroides. Jesús Rocca, médico endocrinólogo de la Clínica Ricardo Palma y miembro de la Sociedad Peruana de Endocrinología, explica que una "persona con niveles de colesterol alto se le debe evaluar el funcionamiento de la glándula tiroides para descartar hipotiroidismo"

El hipotiroidismo es uno de los trastornos de la glándula tiroides que se presenta con mayor frecuencia en la población. Se estima que afecta a más de un millón de peruanos. Aproximadamente, 5 % de la población mundial, principalmente del sexo femenino, esta afectada por esta enfermedad y esta cifra llega a un 15% de la población por encima de los 55 años de edad. 

La mayoría de los casos de hipotiroidismo aparecen por la tiroiditis de Hashimoto, inflamación crónica de la glándula tiroides, que impide producir la cantidad suficiente de hormonas tiroideas que el cuerpo necesita para su buen funcionamiento. Quienes tienen mayor riesgo de presentar hipotiroidismo son las personas que padecen o tienen familiares con enfermedades autoinmunes (asma, vitíligo, artritis, lupus, etc.)

Entre los síntomas que se presentan está la intolerancia al frio, dificultad para concentrarse, cansancio, piel seca, movimientos lentos del cuerpo, estreñimiento, somnolencia, ronquidos, uñas y cabellos quebradizos. En el caso de las mujeres también puede haber infertilidad, hirsutismo, trastornos en la menstruación u ovarios poliquísticos. Además, puede haber anemia, hipertensión arterial, dislipidemia y asociarse a deficiencia de vitamina B12.

El hipotiroidismo es una enfermedad crónica, pero las personas que lo padecen pueden tener una vida totalmente normal siempre y cuando reciban y cumplan con el tratamiento de reemplazo de hormonas tiroideas que es lo que ayuda a controlar la enfermedad.

¡No te puedes perder esto! Consumo de tabaco aumenta riesgo de enfermedades cardiovasculares