Salud

Enfermedad que puede confundirse con la esclerosis múltiple

Ambos males comparten la mayoría de síntomas

Editor: Redacción Multimedia

Enfermedad que puede confundirse con la esclerosis múltiple

Enfermedad que puede confundirse con la esclerosis múltiple

Cuando se trata de enfermedades que afectan el cerebro y el sistema nervioso, un diagnóstico equivocado puede conducir a tratamientos que, en realidad solo empeoran la situación. Esto es lo que sucede con una rara afección llamada Neuromielitis Óptica (NMO), también conocida como la enfermedad de Devic, cuyos síntomas son similares a los de la Esclerosis Múltiple (EM). Sin embargo, las opciones de tratamiento difieren significativamente entre las dos.

Diferencias entre la NMO y la EM. Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, se calcula que en el mundo más de un cuarto de millón de personas presenta Neuromielitis Óptica (NMO). La principal diferencia entre las dos enfermedades es que con la EM el sistema inmunológico del cuerpo ataca la capa externa de las células nerviosas, mientras que en el caso de la NMO, el ataque se centra sólo en el nervio óptico y la médula espinal.

Tanto la NMO como la EM incluyen síntomas como debilidad, parálisis y pérdida del control de la vejiga o del intestino. Y aunque ambos padecimientos pueden causar lesiones en la médula espinal y el cerebro, la ubicación es ligeramente diferente. A pesar de que en la actualidad aún no hay cura, los síntomas pueden mejorar con el cuidado adecuado. 

Diagnóstico adecuado. Para Karen Nater Pinero, MD, neuróloga de Cleveland Clinic Florida, explica que "para llegar al diagnóstico correcto se requiere considerarlo cuidadosamente, conocer las investigaciones más recientes, y repetir las pruebas". La especialista anima a las personas que padecen de NMO o a las que tienen EM y no presentan mejoras a que busquen un centro médico que cuente con especialistas en diagnóstico, prevención y recuperación a largo plazo, con el fin de tratar de manera correcta cada una de estas enfermedades.

¡No te puedes perder esto! ¿Qué es la pediculosis? Todo lo que debes saber para prevenirla