Salud

Atento: Tres enfermedades oculares más comunes en la tercera edad

Para el 2050 el 22% de la población en el mundo superará los 60 años

Editor: Redacción Multimedia

Atento: Tres enfermedades oculares más comunes en la tercera edad

Atento: Tres enfermedades oculares más comunes en la tercera edad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el 2050 las personas de la tercera edad representarán el 22% de la población total en el mundo, siendo la catarata una de las afecciones más comunes en este grupo poblacional; sin embargo, existen también otras enfermedades oculares cuya incidencia aumenta en esta etapa de la vida.

En ese sentido, Carlos Siverio, especialista de Oftálmica, Clínica de la Visión, explica que la mayor incidencia de algunas enfermedades oculares en personas de la tercera edad se debe al desgaste natural de determinadas partes del ojo. “Entre las afecciones oculares frecuentes en esta etapa de la vida se encuentran la catarata y el glaucoma, ambas son las principales causas de ceguera en el Perú”, añadió el especialista.

Catarata. Es la principal causa de ceguera reversible en el Perú y en el mundo. En nuestro país cinco de cada diez personas mayores de 60 años padecen de cataratas. Esta afección consiste en la opacidad del cristalino que es el lente interno del ojo, lo cual provoca visión borrosa y disminuye en gran medida la capacidad visual del paciente. 

El tratamiento para esta patología es la cirugía, la cual es una intervención rápida de aproximadamente 20 minutos, además de ser segura, esta consiste en el cambio del cristalino por un lente artificial que incluso puede ya tener una medida en caso el paciente lo necesite.

En el caso del Glaucoma, considerado la principal causa de ceguera irreversible en el Perú, esta patología, que no presenta síntomas, consiste en un desequilibrio entre la producción y la eliminación del líquido que se encuentra dentro del ojo (humor acuoso) a causa de fallas en el sistema de drenaje. Esto genera lo que se conoce como hipertensión ocular, que daña las fibras que componen el nervio óptico, impidiendo que este lleve la información del ojo al cerebro, por lo que se pierde la capacidad visual. Existen tres tipos de tratamiento para esta afección, de acuerdo a su gravedad; entre ellos se encuentra el uso de gotas, la trebeculoplastía con láser y la cirugía.

Degeneración macular relacionada a la edad. Esta patología es exclusiva de personas a partir de los 65 años, presenta pequeñas acumulaciones de residuos denominados drusas. Estas dañan a la retina (pared del ojo en la que se encuentran las células sensibles a la luz) y su parte central denominada mácula, la cual permite leer e identificar objetos y rostros, esta capacidad se vería afectada y en el caso que se desarrolle la afección el paciente solo tendría una visión periférica y sería incapaz de identificar detalles.

El especialista indica que existen medidas preventivas para evitarlas o retrasar su aparición. Entre estas están la protección ante la radiación solar mediante el uso de lentes oscuros con protección UV y sombreros, el consumo de vegetales ricos en antioxidantes como la espinaca y la acelga (hojas verdes), evitar fumar y sobre todo, realizarse un chequeo oftalmológico de manera periódica, que, en el caso de adultos mayores, debe ser por lo menos una vez al año.

¡No te puedes perder esto! ¿Qué alimentos incluir en la lonchera para prevenir resfriados y gripe?