Trabajo

4 reglas absurdas que espanta a todo buen trabajador

Desde prohibir el trabajo a distancia o usar obligatoriamente terno y sastre

Editor: Redacción Multimedia

4 reglas absurdas que espanta a todo buen trabajador

4 reglas absurdas que espanta a todo buen trabajador

Todos sabemos que las reglas son importantes para que se mantenga el orden de cualquier actividad u organización. Sin embargo, existen algunas normas que se pueden adaptar a los nuevos tiempos donde todo es más fácil gracias a internet. Según un artículo de ABC, se tratan de normas que más bien fomentan resentimiento y rechazo hacia la dirección de la empresa. Y, al contrario de lo que los jefes esperan, solo ayudan a disminuir la productividad y a restarle felicidad al trabajo. 

1. Nada de trabajo a distancia. Muchos trabajos te obligan a permanecer en un espacio de trabajo concreto, con sus horas diarias de atasco, trenes y autobuses, cuando muchas veces ni siquiera es necesario. Entonces, ¿por qué no hay más empresas que apuesten por el trabajo a distancia para aquello que se puede realizar desde un ordenador con conexión a Internet? La mayoría teme un déficit de productividad en el trabajo, aunque algunas están empezando a adoptarlo para trabajos concretos. Si pudieras trabajar desde casa al menos dos días por semana, te ahorrarías dinero y tiempo en transporte y podrías gestionar tus horas de trabajo para poder encargarte de recados o de trámites pendientes.

2. Horarios inflexibles. Si la norma anterior es un clásico, esta no se queda corta. Si, como cualquier otro trabajador, tienes que estar a las 8 o las 9 de la mañana hasta las 17 o las 18h, sabes que la vuelta a casa puede ser un verdadero infierno. ¿Qué tal una salida escalonada del trabajo para ahorrarnos estrés y tiempo? Muchos trabajadores siguen demasiado pegados al horario tradicional de 9 a 5 como para considerar otras opciones, ¡pero existen!

3. Nada de comida o bebida. Cuando trabajas de cara al público o con clientes, el sentido de esta norma es obvio. En otros casos, es lógico que tus compañeros de trabajo (o tus superiores en el organigrama de la empresa) no quieran ver migas o manchas de café encima de la mesa. Pero no permitirte una triste bebida o una barrita energética sin tener que levantarte del sitio resulta absurdo y contraproducente y hace el día de trabajo largo y poco estimulante.

4. Códigos de vestimenta. Si trabajas de cara al público o tu trabajo exige un uniforme concreto, no hay nada que decir. Pero si eres el técnico de informática y trabajas en la última esquina de la empresa, ¿de verdad son necesarias la corbata y la camisa por debajo del cinturón, o los tacones si eres mujer? 

¡No te puedes perder esto! ¿Tener mucha intimidad te ayuda a ser productiva en el trabajo?