Trabajo

5 razones por las que te quedas estancada en el trabajo

¿Sientes frustración al no progresar en tu área laboral?, ¡es momento de saber el porqué!

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

5 razones por las que te quedas estancada en el trabajo

5 razones por las que te quedas estancada en el trabajo

30 de Enero del 2017 - 17:55

¿Crees que tu vida laboral es un completo infierno? Si esa es la teoría que planteas al recordar los días y horas que pasas en el trabajo, entonces es momento de reivindicar más tu tiempo y ver los siguientes puntos.

La especialista de 'Forbes', Liz Ryan, planteó algunas razones por las que personas válidas, inteligentes y trabajadoras se quedan estancadas en una oficina y cómo con el pasar del tiempo llegan a sentirse infelices.

“Probablemente cogiste un pésimo trabajo pensando en una asignación provisional para pagar tus cuentas, pero con el paso del tiempo éste ha consumido todo tu tiempo y energía”, sostiene la especialista. Por ello, brindó algunas señales para no caer ante este círculo de mediocridad.

1. No parecía tan malo:“Más de una persona se ha visto engañada tras pasar por un proceso de selección amigable con entrevistas rápidas en las que han creído percibir que se trataba de una buena oferta de trabajo. No pudieron darse cuenta de que la casita de caramelo era en realidad la casa de la bruja malvada, explica la experta.

2. Un salario, sí, pero degradante: Está claro que ya tienes un empleo, pero ¿qué mas te hace falta para ser feliz? La situación socioeconómica de nuestro país no anima a que todos abandonemos nuestros puestos buscando ese buen salario que alguna empresa debe esconder en su caja fuerte, pero sí tenemos que ser fuertes para valorarnos más como personas y profesionales.

3. Dominas el puesto, pero no te gusta: Quizá sientas que ese trabajo es lo tuyo, pero ¿realmente sientes pasión al saber que iniciarás algo nuevo? ¡Cuidado y pases por la etapa de frustración!

4. Conoces a los (tóxicos) compañeros: Como consecuencia de las largas jornadas laborales a las que estamos sometidos, las relaciones laborales son tan intensas que compartes bromas y risas con tus compañeros que, pueden ser tus amigos, o los Judas que te traicionarán más adelante.

5. Piensa en lo que te llevas: “No te sientas mal si se has perdido un par de oportunidades y terminaste en un trabajo que odias o en el que no te merecen. A todos nos ha pasado en algún momento. Piensa que todo es un aprendizaje y olvídate de que te han infravalorado y de los malos pensamientos sobre tus jefes y compañeros de trabajo. Cada cual que siga su camino, explica la experta.

Te puede interesar: ¡Que no te pase! Consejos para combatir el sedentarismo laboral