Trabajo

5 trucos para no quedarse dormido después del almuerzo

¡Que no te gana el sueño! Evitar dormirte en el trabajo no es tan difícil como crees

Editor: Redacción Multimedia

5 trucos para no quedarse dormido después del almuerzo

5 trucos para no quedarse dormido después del almuerzo

Luego de almorzar es muy frecuente sentir una fuerte somnolencia y, cuando estás en el trabajo, ese es un verdadero problema. Además de cabecear y bostezar desde el escritorio, el sueño puede entorpecer mucho nuestra rutina laboral. Pero, ¿por qué sucede?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester, en Inglaterra, demostró que ligeros cambios en los niveles de glucosa, como los que ocurren en la sangre según las comidas y el ayuno del día, disminuyen la actividad de los niveles de orexinas, cuya función es mantenernos despiertos y alerta. ¿Cómo solucionarlo? ¡Aquí unos tips!

1.- No te saltees el desayuno. Es la primera comida del día y te recarga de la energía necesaria para el resto de horas. Ingerir lácteos descremados (yogurt o queso), frutas y panes y cereales integrales, te aportará energía que necesitas para la mañana.

2.- Evita las comidas con grasas. Los alimentos que contienen muchas grasas son más difíciles de digerir y por ello pasan más tiempo en nuestro estómago, aumentando la fatiga, la sensación de pesadez y el sueño. Si evitas las grasas en tu comida notarás como tu digestión se hace más rápida. Por si eso fuera poco, también nos ayuda mantener nuestra línea y conservar nuestro peso ideal.

3.- Evita las comidas ricas en hidratos de carbono refinados. Los panes, pastas, arroz blanco, tartas y postres, entre otros, aumentan rápido los niveles de azúcar en la sangre. El páncreas libera insulina, que en el cerebro hace que el triptófano se convierta en serotonina, causándonos sueño. Estos alimentos también aumentan los niveles de melatonina, la hormona del sueño.

4.- Mantente hidratado. Bebe abundante agua y mantén tu cuerpo hidratado, así evitarás entrar en un estado de somnolencia del que no podrás salir sin dormir una siesta. ¡Ojo! Tampoco te pases con el agua.

5.- ¡Muévete! Realizar ejercicio físico luego del almuerzo es ideal. Puedes realizar una pequeña caminata o usar las escaleras. También puedes buscar a alguien con quien entablar una buena conversación. Si después de comer aprovechas para hablar un rato con algún compañero, no sólo evitarás el dormirte sino que también mejorarás tus relaciones personales.

¡Tienes que ver esto! ¿Cómo eliminar las distracciones en el trabajo?