Trabajo

6 consejos de éxito para trabajar como practicante

Entérate cómo debes manejar tu situación laboral si recién sales de la universidad.

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

6 consejos de éxito para trabajar como practicante

6 consejos de éxito para trabajar como practicante

¿Te gustaría tener un empleo más rápido antes que tus compañeros de universidad? Si tienes interés por conseguir un trabajo más estable, pero como practicante, entonces debes seguir estas indicaciones. ¡Te hará sobresalir del resto de postulantes! Atenta a la nota.

1. Ortografía: Debes leer tu currículum al terminar de redactarlo todo. Lo mejor que puedes hacer es corregir las faltas ortográficas, la gramática y errores de tipeo. No hacerlo hará que el reclutador no lo tome en serio. Revela poco interés y rigurosidad. Evita frases como: “soy proactivo, sé trabajar bajo presión y con muchos deseos de aprender”.

2. Coloca todos los datos: Procura escribir la información posible como el nombre, la edad, el teléfono, el correo electrónico y la disponibilidad. Además es mejor tener un correo que no contenga apodos o diminutivos.

3. Extensión: Lo ideal es que un currículum tenga solo una página, máximo dos. Por una sencilla razón: los reclutadores de las empresas necesitan ver lo más importante y no "el relleno". Recuerda que tienes que practicar más seguido.

4. Evita mentir: No coloques información falsa, pues es el peor error para que un profesional te tome en serio a la hora de buscar un trabajo. Recuerda que si eres descubierto, puedes perder no solo ese puesto, sino también crearte una mala reputación.

5. ¿Sin experiencia?: No tengas miedo si se trata del primer empleo. Puede parecer una desventaja, pero no debes tener ningún problema al señalarlo a la hora de describir tu perfil. Lo mejor es ser sincero siempre.

6. Habilidades relevantes: ¿Por qué sería necesario que detalles todo lo que dominas? Destaca más bien cursos, premios, becas, voluntariados o conocimientos adquiridos que puedan darte un plus a la hora de encontrar un empleo. Los reclutadores valorarán estos aspectos antes que otro.

Te puede interesar esta nota: Trabajar tiempo completo puede ser malo para el cerebro