Trabajo

¡Adiós dolores! ¿Cómo combatir las molestias más frecuentes en el trabajo?

¿Dolor de espalda? Combate los problemas musculares con estos consejos

Editor: Redacción Multimedia

¡Adiós dolores! ¿Cómo combatir las molestias más frecuentes en el trabajo?

¡Adiós dolores! ¿Cómo combatir las molestias más frecuentes en el trabajo?

¡No te martirices! Si eres de las personas que terminan el día laboral con dolores de espalda o de cabeza y no sabes por qué, aquí te contamos cuáles son los dolores más frecuente en el trabajo, cuáles son sus causas y cómo combatir estos problemas. ¡Toma nota!

Cefaleas o dolores de cabeza. Se relacionan con el estrés, que provoca tensión muscular y acaba en contracturas cervicales o dolores de cabeza. Para combatir estas molestias, evita el consumo excesivo de café, haz pequeñas pausas durante tu jornada laboral y recurre a técnicas de relajación como el yoga o la meditación. También puedes recurrir a la acupuntura, el masaje y las infusiones relajantes.

Dolores de espalda. Son provocados por la posición en que nos sentamos y por el tiempo que pasamos en la misma posición durante todo el día. Lo mejor es adecuar el puesto de trabajo según los criterios básicos de ergonomía, favorecer los cambios de postura (caminar, subir y bajar escaleras) y hacer un poco de ejercicio (estiramientos). 

Lumbalgia. Este dolor en la región baja de la espalda, que en ocasiones afecta a los miembros inferiores, es especialmente molesto. Los especialistas recomiendan realizar ejercicio físico, evitar el sedentarismo y el sobrepeso, no conducir más de dos horas seguidas y levantarse periódicamente de la silla de la oficina. Para aliviar los dolores, puedes aplicar un calor moderado en la zona lumbar, con parches de calor, cremas naturales (elaboradas con plantas antiinflamatorias) o infusiones con capacidad analgésica.

Túnel del carpo. El síndrome del túnel carpiano es frecuente en trabajadores que deben mantener las muñecas en posiciones forzadas durante su jornada laboral. Provoca dolores en la muñeca y las manos, hormigueos, pérdida de sensibilidad en los extremos de los dedos y, en casos más graves, pérdida de fuerza en las manos. Si utilizas a menudo el ratón de la computadora, usa un apoyo en forma de almohadilla bajo la muñeca para combatir estos dolores. También son muy útiles los baños con agua caliente y fría.

¡Tienes que ver esto! ¡Aleja el estrés! 7 ejercicios perfectos para la oficina