Trabajo

¿Cometiste un error en el trabajo? ¡Esto tienes que hacer!

¡Tranquila! Toma en cuenta estos tips y soluciona tus problemas rápidamente

Editor: Redacción Multimedia

¿Cometiste un error en el trabajo? ¡Esto tienes que hacer!

¿Cometiste un error en el trabajo? ¡Esto tienes que hacer!

Equivocarse está mal, pero no tratar de enmendar nuestros errores es mucho peor aún. Aprender a reconocer tus fallas e intentar superarlas lo más pronto posible, será de gran ayuda en la oficina. Jobomas brinda las siguientes sugerencias para saber cómo actuar tras una equivocación en el trabajo.

Sé responsable. No intentes evadir tu responsabilidad. Recuerda: no siempre puedes tenerlo todo bajo control, muchas veces los errores ocurren sin que puedas evitarlos. Mejor acepta que te equivocaste y ofrece disculpas.

Sé proactivo. Si eres consciente de que cometiste un equivocación, tomas las riendas de la situación y busca soluciones para corregir tu error. No esperes que otros corrijan tus fallas.

Actúa rápido. No dejes pasar el tiempo ni dejes que las consecuencias de tu actos se agraven. Actúa de inmediato y dedica todo el tiempo necesario para enmendar tu error. Informa a tus jefes de los avances que vayas teniendo.

No te confíes. Por lo general, los errores en el trabajo ocurren por falta de atención. Si estás tratando de enmendar una falla, concéntrate y revisa todo minuciosamente para asegurarte de que esta vez estás haciendo lo correcto. Si es necesario, pide ayuda a alguien más para que verifique que no hayas perdido ningún detalle.

Aprende de tus equivocaciones. ¡Olvídate de los arrepentimientos! No te tortures por lo ocurrido y encuentra en el error, la oportunidad para aprender. Cada falla es una lección para no volver a equivocarnos. No tengas miedo de compartir tu experiencia, al contrario, así ayudarás a otros colegas a prevenir este tipo de errores.

Deja las culpas. ¿Acaso no estás haciendo nada para enmendar tus errores?  Sí, está bien, cometiste una equivocación pero hasta ahora has actuado como todo un profesional y has hecho lo imposible por reparar el daño, así que deja de castigarte por equivocarte. Recuerda que errar es de humano. ¡No lo olvides!

¡Tienes que ver esto! ¡Cuidado! Estos errores te pueden costar tu trabajo