Trabajo

¿Llegar tarde al trabajo puede ser lo mejor para todos?

Si eres de los que llega a su trabajo tarde porque se quedaron dormidos, quizás la culpa no es tuya

Editor: Redacción Multimedia

¿Llegar tarde al trabajo puede ser lo mejor para todos?

¿Llegar tarde al trabajo puede ser lo mejor para todos?

19 de Noviembre del 2016 - 14:55

Para quienes suelen llegar tarde al trabajo y ven al final del mes los descuentos por pasar ‘5 minutos más’ tirados en sus camas hay una buena noticia, quizás la tardanza no sea del todo su culpa sino de los horarios de trabajo.

Investigaciones recientes señalan que para muchas personas los horarios de trabajo están en muy poca sintonía con sus relojes biológicos naturales, por lo que es común que lleguen tarde a sus empleos mañaneros.

Dormir es un recurso natural que la mayoría de empresas ignoran, según un estudio cuando los horarios de trabajo están en consonancia con los patrones de sueño naturales de los empleados, estos son más productivos porque están más concentrados.

Sin embargo, la situación contraria también se cumple, cuando los empleados sufren de falta de sueño es más probable que cometan errores y sufran lesiones relacionadas con su trabajo. Estos estudios también señalan que los noctámbulos se comportan de manera menos ética en la mañana que en la noche y pasa lo contrario con los madrugadores.

Otra buena noticia es que el hecho de que una persona sea más productiva a las 8 de la mañana también depende del llamado ritmo circadiano o ritmo biológico. Este puede variar enormemente de una persona a otra.

Muchas empresas comienzan la jornada laboral a las 8 o 9 de la mañana, lo que no concuerda con los relojes biológicos de sus empleados. Este desequilibro junto a la presión de ser efectivos hacen que mucha gente padezcan de estar en la zona horaria equivocada.

Los especialistas señalan que el horario ideal para empezar a trabajar es a las 10 de la mañana, pero esto va en contra de los estereotipos de la oficina, donde los madrugadores son vistos como más diligentes y rigurosos. ¿Cambiarán las cosas?

¡Tienes que leer esto! 5 cosas que debes evitar para no convertirte en un workaholic