Trabajo

¡Mejor de lejos! 5 tipos de clientes que no necesitas

Para que tu negocio funcione, evita estos consumidores

Editor: Redacción Multimedia

¡Mejor de lejos! 5 tipos de clientes que no necesitas

¡Mejor de lejos! 5 tipos de clientes que no necesitas

¿El cliente siempre tiene la razón? ¡No tanto! Lamentablemente, algunos consumidores pueden ser sumamente nocivos para tu negocio y, por eso, a veces es mejor evitarlos. ¿Cómo identificarlos? Aquí te mostramos cómo reconocer a estos malos usuarios antes de que se vuelvan un verdadero problema para tu negocio. ¡Presta atención!

1.- Los que te hacen perder el tiempo. El tiempo es oro, así que no lo desperdicies. Los compradores que te dicen que quieren una cosa y luego cambian de parecer una y otra vez, hacen que seas menos productivo. El día tiene pocas horas productivas, no puedes perderlas en consumidores que solo interrumpen tu ritmo de trabajo.

2.- Los que siempre regatean. Pedir que bajes un poco tus precios no está mal; pero los clientes que constantemente te exigen que lo hagas, realmente no valoran lo que ofreces y quizás nunca lo harán. ¡Ya lo sabes! No olvides cuánto vale tu trabajo, debes fijar límites razonables a tus descuentos y promociones.

3.- Los que jamás compran nada. No solo son indecisos sino que nunca compran nada. Ver las diferentes opciones del mercado no está mal, el problema surge cuando esta actitud es un patrón que se repite siempre. ¡Mucho cuidado! La indecisión de estos clientes puede ser una señal de que la conducta se repetirá cuando empiecen a trabajar juntos.

4.- Los criticones. Hagas lo que hagas, jamás estarán satisfechos. Si un cliente critica tu trabajo, tienes que evaluar qué tan ciertas son sus opiniones y hacer los cambios necesarios. Sin embargo, algunos clientes se dedican sólo a encontrar errores en todo lo que uno hace y es mejor no lidiar con ellos.

5.- Los que se demoran en pagar. No lo olvides, tienes un negocio que manejar y necesitas un flujo de efectivo estable, así que no puedes darte el lujo de tener clientes que no te pagan. Las personas que suelen retrasarse en sus obligaciones, no valoran tu trabajo.

¡Ojo! Sea como sea, jamás olvides lo importante que es mantener una buena relación con tus clientes. Recuerda que la mejor publicidad se da de persona a persona. Mucho cuidado con las palabras que utilices.

¡Tienes que ver esto! ¿Eres nuevo en el negocio? 7 tips para ganar tus primeros clientes