Amor y sexo

10 frases que usan para ser tu amigo con derecho

¿Estás en aprietos por una salida que tuviste con alguien? Entérate qué palabras usan ellos para el sexo.

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

10 frases que usan para ser tu amigo con derecho

10 frases que usan para ser tu amigo con derecho

¿Qué frases usan ellos para tener sólo un amigo con beneficios? Sácate de dudas con esta nota. Llegarás a saber las intenciones de la otra persona y así descartarás si quiere una relación seria contigo o sólo está buscando sexo.

1. Eres la única amiga con la que puedo hablar de esto. (La única que no me reclamará)

2. ¿En serio necesitas que le pongamos una etiqueta o nombre a esto? Nada de presiones, ya lo sabes.

3. ¿Netflix en mi casa? De hecho esta propuesta es una excusa para tener intimidad. Si aún no lo sabías, ahora ya lo sabes.

4. Ya te presenté a mis amigos, ellos son como mi familia. Él evitará exponerte a las personas más importantes de su vida para que eviten hacer las típicas preguntas '¿cuándo la conociste?', '¿cuándo te casas con ella?', ¿entiendes eso?

5. Sí, te quiero , pero ¿para qué apresurarnos? Puede que el chico sólo le interesa llevar una relación relajada y sin presiones. Esta será la típica frase que usará para safarse de ti.

6. Tranquila… si tiene que pasar, va a pasar en algún momento, ¿ok?

7. Formalizar es una decisión muy grande que no podemos tomar a la ligera.

8. No te confundas, lo nuestro es algo diferente y especial. ¡Bah! No te engañes. Si en más de una ocasión te dice esta frase, entonces dale por descartado tener una relación seria con esta persona. Lo mejor será olvidarlo y dejar las cosas así.

9. Qué chistoso que todos piensen que somos novios. ¿Chistoso? Chistoso es que te hagas la idea de tener algo serio con una persona que sólo quiere pasar el rato. Si te enamoras, ya perdiste.

10. Mis amigos me dijeron que ya deberíamos ser novios, pero no te preocupes yo les aclaré cómo son las cosas. (Sólo es sexo)

Mira esto: 8 razones para no tener intimidad en la primera cita