Amor y sexo

5 poses íntimas para olvidar el clásico 'misionero'

Entérate qué otras posiciones sexuales puedes reinventar con tu pareja en la intimidad.

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

5 poses íntimas para olvidar el clásico 'misionero'

5 poses íntimas para olvidar el clásico 'misionero'

¿Estás aburrida de la típica pose del 'misionero'? Si es así, entonces te invitamos a dar una mirada a otras posturas que también puede llevarte directo al clímax. No te preocupes, créeme que disfrutarás de una experiencia inolvidable en la intimidad. Sólo necesitas conocer otras propuestas para desenvolverte en la cama.

1. El asiento de loto: ¿Cómo hacerlo? Prueba con recostarte de espaldas en la cama con las piernas dobladas y coloca una almohada detrás para mayor comodidad, mientras él se arrodilla delante de ti. Esta postura es más placentera porque el ángulo de penetración es mayor. Podrás sentir a tu hombre más cerca de ti.

2. El número 8: En esta posición deberás tumbarte boca arriba con las piernas elevadas, de nuevo en esta postura una almohada en la espalda hará milagros. Él se colocará encima de ti con los brazos estirados, mientras tú colocas las manos en sus caderas y dirigirás el ritmo. ¿Quieres intensificar los movimientos? Sólo usa un poco de lubricante para una mejor acción en el sexo.

3. La casa: Aunque suene extraño el nombre, esta es una de las poses sexuales que te dirigirá al orgasmo asegurado. Eleva la cadera y engancha tus piernas a su cintura, para mantener el equilibrio haz fuerza con tus brazos, él se arrodillará entre tus piernas. Mueve las caderas en círculos para una mejor intensidad.

4. La tregua: Esta postura es mucho más cómoda que la anterior, además da la posibilidad de mirar apasionadamente a tu pareja. La penetración se hará en ángulo recto, pues tu pareja tendrá que estar de lado.

5. La casa de seguridad: Esta posición se parece mucho a la original. También estarás recostada sobre tu espalda y él estará encima, pero se colocará totalmente tumbado y haciendo fuerza con sus brazos. ¿Con ganas de probarlo? Aprovecha esta noche para ponerlo en práctica.

Te puede interesar: ¿Cómo saber si tu pareja te hará llegar al clímax?