Amor y sexo

¡Curvas de infarto! 4 posturas para mujeres de talla grande

Si quieres demostrar toda tu destreza en la intimidad prueba estas posiciones muy divertidas

Editor: Redacción Multimedia

¡Curvas de infarto! 4 posturas para mujeres de talla grande

¡Curvas de infarto! 4 posturas para mujeres de talla grande

Nadie puede limitar tu intimidad, nada ni nadie, la primera regla para poder disfrutarlo es empezar a tener mejores conversaciones con tu pareja. Si tú eres una de esas chicas que es dueña de curvas pronunciadas, entonces debes conocer algunas posturas sexuales que facilitan el orgasmo de acuerdo a tu figura. ¿Sabes cuales son?

1.- El perrito. Empezamos con una básica del sexo: la posición de perrito. La clave del éxito de esta postura es que estarás cómoda y en una superficie acolchonada para que evitará que te canses. ¿Qué debes hacer? Híncate y colócate en cuatro. Te recomendamos que bajes tu torso y cabeza hacia la cama y abras un poco más de lo habitual las piernas, así el proceso será menos trabajoso. 

2.- El misionero en el sofá. Tu hombre amará esta nueva “locación”, ya que además de excitante, será muy cómoda para ambos. ¡Sigue estos pasos! Primero que nada, dile a tu pareja que te haga sexo oral para ir calentando motores y que estés suficientemente lubricada antes de la acción. Luego, colócate como si estuvieras sentada pero deslízate un poco hacia el filo del sofá y deja espacio entre tus piernas para que él te pueda embestir. Tu pareja deberá apoyarse con ambas manos sobre el respaldo del sofá para ayudarse a hacer los movimientos que necesite. Tú debes enrollar tus piernas alrededor de su cintura para descansarlas ahí. Con esta posición el contacto será muy íntimo y la penetración profunda.

3.- El cucharón. Esta postura es muy parecida a la de la “cucharita”. Tú debes estar acostada lateralmente y él detrás de ti para penetrarte a un ritmo lento y sensual. Recomendamos que te inclines un poco hacia adelante (como si te encogieras), para facilitar la penetración. Él podrá tocarte y susurrar a tu oído cuánto le gustas, mientras tú disfrutas dulcemente de sus caricias.

4.- La sometida. En esta postura debes recargarte, doblarte o inclinarte sobre una superficie cómoda. El brazo de un sofá acojinado es lo ideal. Recuéstate hacia abajo sobre el descansa brazos, de manera que tu cuerpo quede en lo cojines del sillón y tu trasero sobre éste. Tus nalgas quedarán algo elevadas, así que para tu hombre será muy cómodo penetrarte. Si necesitan mayor altura, coloca algunas almohadas debajo de tu pelvis. Una vez que él te haya penetrado a su antojo, date la vuelta, dile que se hinque y que te recompense con un delicioso sexo oral.

¡Tienes que leer esto! 5 ventajas para engreír a tu novia ahí abajo