Amor y sexo

Posturas efectivas y seguras para tener intimidad en la ducha

Una pizca de creatividad nunca cae mal en una relación de pareja

Editor: Redacción Multimedia

Posturas efectivas y seguras para tener intimidad en la ducha

Posturas efectivas y seguras para tener intimidad en la ducha

La rutina puede matar la creatividad sexual en la pareja. Pero siempre es bueno intentar desde nuevas posturas sexuales hasta tener intimidad en lugares diferentes. Por eso, según 'Femenino.com', estas son algunas poses para disfrutar del sexo seguro e innovador en la ducha.

1. Como en las películas. Para esta postura se necesita fuerza y equilibrio. En esta posición la mujer entrelaza sus piernas a la cintura de él, lo que permite que el placer se multiplique por diez ya que permite una penetración más profunda.

2. El perrito. Si el suelo de la ducha es lo suficientemente grande no dudes en ponerte a cuatro patas. El riesgo de resbalaros y tener una caída disminuye mientras va aumentando el placer. Es mejor si en vez de en un plato de ducha se hace en la bañera.

3. Sentados. Esta necesitarás de una silla dónde él pueda sentarse y ella se sienta sobre él para comenzar el momento de pasión.

4. El lobo. El lobo es una de las posiciones más convenientes para hacer en la ducha. Ambos están de pie y el hombre la sujeta mientras ella se introduce el pene suavemente.

PUEDES VER: 6 países que prohíben la práctica de intimidad casual

5. Arrodillados. En esta postura se ponen frente a frente, y no requiere equilibrio por lo que es la más segura que otras. La pierna de él está entre las de la mujer y las manos están libres para dar rienda suelta a la imaginación.

6. Contra la pared. Esta posición comienza con la espalda apoyada en la pared y las piernas rodeando su cintura, mientras él la sujeta por las caderas o por el trasero. Esta pose es ideal para el juego de la dominación y sumisión.

7. La vid. Esta posición es ideal para todas aquellas que tienen complejo de gimnastas, con mucho equilibrio y con ayuda de él, colocar la pierna sobre su hombro. Una vez conseguida la posición, el placer es mucho mayor, hay que agarrarse al cuello de la pareja para no perder el equilibrio.

8. Cuesta abajo. Esta posición es conocida como la posición de los amantes de pretzel. Arrodillaros, uno frente al otro, y levantar la pierna izquierda, el agua permitirá que los movimientos sean más suaves y con mayor facilidad.

9. Acostados. Esta posición es igual que la que se hace en la cama, ella encima tomando las riendas del asunto pero con el plus de estar mojados en la ducha, lo que implica mucha más movilidad.

TE PUEDE INTERESAR:

6 países que prohíben la práctica de intimidad casual

¿Tu pareja ha terminado contigo? Beneficios de estar soltera

¿Piensan los hombres siempre en tener intimidad?

Estudio asegura que parejas que saben bailar terminar casándose