Amor y sexo

¿Realmente existe el "olor a sexo" después de tener relaciones íntimas?

Muchas personas afirman que hay un olor característico

Editor: Redacción Multimedia

¿Realmente existe el "olor a sexo" después de tener relaciones íntimas?

¿Realmente existe el "olor a sexo" después de tener relaciones íntimas?

Después de haber compartido un momento íntimo muchas parejas aseguran que hay un olor característico que revelaría la realización del acto sexual. Si pensabas que esto era parte de tu imaginación, pues estás equivocado. El olor pos relaciones sexuales es completamente normal. 

Este olor es productor de la combinación de fluidos, los cuales se generan por la excitación y el contacto de los cuerpos, el roce constante, el sudor, el semen y claro está la lubricación vaginal. Toda esta combinación es lo que origina ese olor. Para entender un poco por qué se da esto, se debe saber que el semen es un alcalino, es decir, que tiene un alto nivel de ph, mientras que la lubricación vaginal es ácida, tiene un bajo nivel de ph, cuando ambos fluidos se combinan reaccionan entre sí para crear una sustancia viscosa. 

Este olor se puede hacer más intenso dependiendo del nivel de ph de cada cuerpo, es decir, si una mujer está en sus días fértiles y que hormonalmente esté más apta para quedar embarazada, mientras que en el caso del hombre dependerá de los días que no haya tenido relaciones. Durante la relación sexual el cuerpo suele abrir los poros, se es más propenso a sudar y esto también puede combinarse dentro de ese olor. 

Algunas parejas pueden contrarrestar ese olor prendiendo inciensos o velas aromáticas minutos antes de las relaciones sexuales, como parte de los previos. De este modo se garantiza que nadie sepa o se entere que en esa habitación se dio a cabo un encuentro sexual. Es un olor que es muy atractivo para los hombres. Es también a causa de este olor que muchas de las parejas deciden darse una ducha a fin de eliminar ese característico olor sexual. 

¡No te puedes perder esto! ¿Besos y orgasmos? ¡Conoce este deseo sexual!