Familia

Baños termales que debes visitar en Perú ¡No te lo pierdas!

5 lugares para relajarte en tu próxima ruta viajera

Editor: Redacción Multimedia

Baños termales que debes visitar en Perú ¡No te lo pierdas!

Baños termales que debes visitar en Perú ¡No te lo pierdas!

Olvidar la rutina es lo que todas las personas desean, algunas piensan que eso se consigue solo con las vacaciones. ¡Mentira! Relajarnos puede lograrse con lo que más queremos como un juego al aire libre o mirar películas con la familia. Sin embargo, un buen baño es la opción que no tiene pierde y si a esa oportunidad le agregamos una vista panorámica de montañas se convierte en el paraíso. Los baños termales que tiene el Perú son imperdibles. Además, tienen propiedades medicinales. ¿Qué más se puede pedir?

1. Churín (Oyón, Lima).  Cinco horas de Lima nos separa  de este lugar mágico atrapado entre dos cerros, donde se puede escoger entre los 30 manantiales para disfrutar de sus aguas medicinales.

2.  Collpa (Huaral, Lima). A dos horas de Lima , es un lugar no muy conocido que tiene muchas sorpresas. La entrada es 3 soles  y puede ser una parada del camino hacia el Bosque de Piedras de Huayllay. 

PUEDES VER: Yuya: mexicana quedó enamorada de Machu Picchu [FOTOS] 

3. Chancos (Ancash).  Pozas, piscinas y cuevas de vapor son el atractivo de  Chancos ubicado en Marcara a 31 km. de Huaraz. 

4.  Baños del Inca (Cajamarca).   Se dice que sus aguas fueron utilizadas por el Inca Atahualpa. Actualmente,  se divide en pozas individuales y grupales que combinan historia con propiedades medicinales. Sus baños termales son los más populares del Perú. 

5.  Aguas Calientes (Cusco). Luego de una expedición por Machu Picchu, este lugar es el ideal para descansar. La temperatura de sus aguas fluctúa entre 38° C y 46 °C.

TE PUEDE INTERESAR:

Lucía Oxenford le envió este mensaje a Juliana Oxenford 

Jazmín Pinedo: esto dijo de las fotos de Ivana Yturbe ebria 

Cathy Sáenz: la 'Mamacha' baja de peso y luce fabulosa [FOTOS] 

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener intimidad