Familia

La relación entre padrastros e hijastros

¿Cómo construir lazos saludables con los nuevos familiares?

La relación entre padrastros e hijastros

cuídelo

Ingresar a una familia distinta, como madrastra o padrastro, puede ser problemático al inicio pero no es una misión imposible. Si se tiene en claro que el lugar a ocupar nunca será el mismo del padre ausente, podremos evitar un trato desafiante y obtener mucha satisfacción de ello.

 

¿Cómo acercarse?

La mejor estrategia quizá sea no hacer ningún plan porque es mejor esperar a que las cosas se desarrollen naturalmente. Las buenas relaciones tardan en construirse. No desesperes si no te muestra cariño al inicio. 

Tampoco intentes comprarles juguetes o darles golosinas para ganartelos. Trata de preocuparte más por lo que el niño necesita y no por lo que desea. 

 

Lo que no debe hacer
Establece tu propio papel en las reglas del hogar, sin desautorizar a los padres. No intentes controlarlos. Si son adolescentes, no lo aceptarán. Y lo peor que puedes hacer es interferir en la relación que ellos tienen con sus padres biológicos. Solo lograrás sabotear la opinión que tienen de ti.