Familia

4 frases que siempre decimos y que pueden causar daño

'¡Que bipolar eres!' o '¡Pareces autista!' son términos mal usados en nuestro lenguaje común. Y tú ¿los has dicho?

Editor: Andrea Saavedra

4 frases que siempre decimos y que pueden causar daño

4 frases que siempre decimos y que pueden causar daño

En la actualidad utilizamos diversos términos muy a la ligera, muchas veces para ofender a alguien, y no nos damos cuenta del contexto ni mucho menos del sentido de la palabra. La normalización de los conceptos médicos y psicológicos ha hecho que utilicemos etiquetas de forma habitual para identificar las actitudes de algunas personas que en la mayoría de los casos no tienen ninguna enfermedad psicológica.

Decir: '¡Que bipolar eres!' o '¡Pareces autista!' son frases que se utilizan comúnmente en una conversación de amigos, refiriéndose al cambio de ánimo que uno puede tener o a que otros pueden ser un poco despistados. Todo esto  sin darnos cuenta que esas palabras más que un estado de ánimo son diagnósticos médicos reales.

Para nosotros puede ser un juego, para otros una situación difícil de lidiar.

No llames bipolar a alguien que tiene mal carácter 

El trastorno bipolar afectivo es una enfermedad mental, quienes la padecen sufren cambios en el estado de ánimo que van de la euforia a la depresión.

Hoy en día la mayoría de las personas utilizan el término “bipolar” muy a la ligera para referirse a esta condición más como un estado de ánimo que como un diagnóstico médico

Aunque el trastorno bipolar puede ser debilitante, es también una de las enfermedades mentales más tratables. La combinación de medicina y psicoterapia ayuda a la mayoría de las personas con esta enfermedad a que regresen a una vida alegre y gratificante.

Mientras tanto si queremos un nombre para una persona que sufre cambios bruscos de carácter o humor la palabra más adecuada sería temperamental. Estas son personas impredecibles y que tienen un carácter muy variable. 

El temperamento es el resultados de las experiencias vividas mientras que el trastorno bipolar puede ser un componente genético, o una tendencia familiar.

'Vivir en tu propio mundo' no es ser autista

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

• Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.

• Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Por eso se ve muy mal tomar como insulto la palabra 'autista'. ¿Se imaginan cómo se sentirán las personas con autismo y sus familiares? Si queremos referirnos a una persona que 'vive en su propio mundo' o 'personas que ocupan su atención en sí misma aislándose de su entorno' entonces nos estamos refiriendo a personas ensimismadas.

Alguien que no puede resolver un problema no es un retrasado mental

El retardo mental (también conocido como retraso mental o deficiencia mental) es una afección que se diagnostica antes de los 18 años de edad y supone que el individuo que lo padece presenta un funcionamiento intelectual que se ubica por debajo del promedio

Por lo general, se considera que una persona sufre retardo mental cuando su funcionamiento intelectual es inferior al coeficiente intelectual de 70-75 y cuando presenta limitaciones significativas en dos o más áreas de las habilidades adaptativas.

Pese a que el concepto apropiado para referirse a las "personas con discapacidad" es precisamente este, todavía hoy cuesta que se emplee.

Si estás triste no necesariamente estás deprimid@

Comprobado, la depresión no solo consiste en estar triste. 

Conforme nuestra sociedad madura y lentamente deja de estigmatizar la salud mental, la depresión se ha vuelto una de las enfermedades mentales más comunes y de las que más se habla. 

Cuando se piensa en depresión, por lo regular se asocia con la tristeza. Pero, la tristeza es una emoción, mientras que la depresión es una enfermedad mental.

Una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente en nuestro modo de sentir y de pensar. La depresión nos puede provocar deseos de alejarnos de nuestra familia, amigos, trabajo, y escuela. También es causante de la ansiedad, la pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades.

Normalizar estas palabras, implica minimizar una situación que miles de personas enfrentan día a día. Gracias a esto muchas personas se limitan a hablar sobre lo que están viviendo,  por miedo a sentirse juzgados o 'menos' que el entorno. Esto debilita el tratamiento de muchos. La próxima pensemos un poquito antes de usarlas.

Te puede interesar

No tener hijos es la nueva tendencia de muchas parejas.

Conoce las razones de los "DINK"¿No puedes olvidar a tu ex? 3 pasos para lograrlo

Top 5: Las mejores películas románticas de Netflix para disfrutar el fin de semana

Maluma y su novia en 6 fotos que puedes imitar con el amor de tu vida