Familia

¿Por qué nos avergüenza decir que vamos al psicólogo?

En Lima, el 12% de la población tendría síntomas de algún trastorno mental cada año

Editor: Andrea Saavedra

¿Por qué nos  avergüenza decir que vamos al psicólogo?

¿Por qué nos avergüenza decir que vamos al psicólogo?

¿Quién no ha acudido alguna vez a una consulta en el psicólogo? Aunque el Perú tiene un déficit importante de profesionales especialistas en problemas de salud mental, hoy en día es muy recurrente acudir a estos especialistas, pero pocas personas lo reconocen frente a sus familiares y/o amigos. Es posible que esto te haya pasado o incluso a alguno de tus seres más cercanos y ni siquiera lo sepas.

Un psicólogo es aquel profesional que ayuda a modificar nuestro comportamiento, tanto la manera de afrontar las cosas que se vienen como también a eliminar algún problema que nos agobia.

Este profesional ha tenido años de estudios para poder hacerlo, y lo hace a base de mecanismos humanos de aprendizaje, del funcionamiento fisiológico del ser humano, de los diferentes estudios contrastados que han observado a la persona y desarrollando técnicas específicas para cada variable a modificar.

Acudir a terapia sirve para cambiar un pequeño hábito que tengamos o para solucionar algún grave problema que nos afecte.

ESTEREOTIPOS

Hoy en día, existe mucho estigma sobre el hecho de recurrir a un especialista cuando se trata de un problema personal, de ansiedad o personalidad y que solo las personas con problemas mentales lo hacen. 

Otras veces es el miedo al rechazo del entorno, de sentirte discriminado por el simple hecho de que acudas a una consulta psicológica porque la gente te toma como débil, depresivo. Las personas que acuden a terapias terminan sintiendo vergüenza y en muchas ocasiones lo ocultan.

De acuerdo al psicólogo y director del Centro Psicología en Positivo en Valencia- España, Antoni Martínez: "El temor a lo que piensen de nosotros es algo habitual. De hecho es la base de la timidez, es decir, el miedo a la evaluación social"

,

Pero también, además de vergüenza, puede aparecer el "miedo a ser etiquetados como personas incompetentes, que no han sido fuertes para afrontar situaciones o superar sus problemas. Algunos viven el ir al psicólogo como un fracaso en la gestión de su vida", señala el especialista de acuerdo a información compartida en el portal El Mundo.

Muchas personas piensan que contarlo da pie a que la gente crea que en su vida suceda algo negativo y por eso prefieren ocultarlo. Por todo ello, son muchos los que temen este estigma social que cataloga a las personas que van a terapia como locas, pero nada más lejos de la realidad. "Los que vamos al psicólogo no estamos mal de la cabeza, sólo algo perdidos y necesitamos que los profesionales nos den las herramientas necesarias para poder volver a tomar las riendas de nuestra vida", explica una paciente atendida.

UN NUEVO FENÓMENO 

En la actualidad se está produciendo un fenómeno en muchos círculos de amigos que es el de comentar acerca de sus experiencias con psicólogos, estos comparan experiencias en los tratamientos y métodos, hasta inclusive se hacen recomendaciones entre ellos.

ESTUDIOS

De acuerdo con el último estudio realizado por el Instituto de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi en el 2016, en Lima, el 12% de la población tendría síntomas de algún trastorno mental cada año. De ese porcentaje, la mitad corresponde a casos simples de depresión, que podrían controlarse rápidamente. 

El resto son problemas de ansiedad, que puede ser generalizada, pasando por fobias, obsesiones o ataques de pánico, así como las dependencias, el alcoholismo o la drogadicción. Luego están los trastornos, como el de déficit de atención y el trastorno bipolar, entre otros. Solo el 1% de población presenta problemas de psicosis o esquizofrenias, según publicó el diario Perú 21.

Se ha comprobado que, de cada 100 personas que van a un centro de salud, 30 tienen como problema de fondo un trastorno de salud mental. Sin embargo, no se detecta porque en la consulta la persona solo habla de lo que acontece en su cuerpo y el personal de salud solo le pregunta por sus dolencias físicas.

Te puede interesar:

3 increíbles cosas que olvidamos cuando usamos el celular todo el tiempo

¿Mujeres peruanas ya no quieren tener hijos?

Conoce si es que eres parte de la 'Generación Z'

Abuelitos en casa: 5 tips para cuidarlos bien