Familia

¿Tu hijo duerme con la luz prendida?

Los motivos para esta conducta varían según la edad

¿Tu hijo duerme con la luz prendida?

vigile sus rutinas de sueño

Cuando los niños aún son pequeños, entre los 3 y 5 años, es bastante común que tengan miedo a la oscuridad y necesiten dormir con alguna luz -aunque sea tenue- a su lado.

 

Este temor se produce porque el niño no está familiarizado con la forma en que se ven las cosas de noche. Si los padres le aseguran que van a estar cerca de su cuarto y lo acostumbran a estar en la oscuridad, con juegos y paseos, lo superará rápidamente.

 

En niños grandes

Al crecer, la rutina de sueño que se establece en la primera infancia se altera por varias razones, entre ellas, más actividades sociales y extra académicas. Para cumplir con todo lo que hacen, se restan horas de sueño y después intentan recuperarlo durante el día.

 

En esta edad, rehusarse a apagar la luz se relaciona más con el uso de aparatos electrónicos como la televisión, computadora, videojuegos o celular.

 

También hay estudios que señalan que dormir con una luz total es indicador de insomnio o cuadros depresivos. En cualquiera de los casos, se trata de una alteración de los ciclos de vigilia y sueño y requiere de una opinión médica para un diagnóstico apropiado.