Mística

¿Por qué los gatos negros son de mala suerte?

En los últimos años se han convertido en blanco de supersticiones

Editor: Redacción multimedia

¿Por qué los gatos negros son de mala suerte?

¿Por qué los gatos negros son de mala suerte?

Los gatos, especialmente los negros, no siempre vistos como portadores de mala suerte. La historia cuenta que en el Antiguo Egipto los felinos, sin importar el color, eran los favoritos a tal punto que matar uno era considerado un crimen capital. 

Sin embargo, fue a partir de la Edad Media, en Europa cuando los gatos de color negro fueron asociados con las brujas y la hechicería. Esto hizo que la histeria popular contra las hechiceras fuera también contra los gatos. 

La asociación de mala suerte cobró fuerza en 1560, cuando un padre e hijo, en Lincolnshire, caminaban durante una noche sin luna, y un gato negro se cruzó en su camino para luego esconderse en un rincón de un muro. Ellos asustaron al felino hasta que la criatura, indefensa y herida, corrió a esconderse en la morada de una mujer, de quien se sospechada era una bruja. Al día siguiente, padre e hijo encontraron a la mujer y advirtieron que ésta cojeaba y presentaba golpes, y dedujeron que el gato era en realidad la bruja. 

La creencia de que las brujas se transformaban en gatos negros cobró fuerza desde entonces en Estados Unidos durante la caza de brujas de Salem. Hasta la fecha la asociación entre gatos negros y brujas se mantiene vigente durante las celebraciones de Halloween.

TE PUEDE INTERESAR: 

Slenderman: la realidad detrás de un cuento de Internet

¿Por qué el martes 13 es de mala suerte?

Titanic: Pasajeros que lograron viajar en el tiempo

7 maravillas del mundo antiguo que aún esconden misterios por resolver