Salud

Conoce cómo prevenir el cáncer de cuello uterino

Toma en cuenta estos aspectos para evitar el desarrollo de este tipo de cáncer mortal en mujeres

Editor: Redacción Multimedia

Conoce cómo prevenir el cáncer de cuello uterino

Toma en cuenta estos aspectos para evitar el desarrollo de este tipo de cáncer mortal en mujeres

El cáncer es conocido como una enfermedad de que no conoce de condiciones ni razas. Sus diversos tipos pueden desarrollarse por una predisposición genética, la cual puede ser diagnosticada tardíamente. 

Ante esto, el más agresivo para las mujeres es el cáncer de cuello uterino, mal que implica tratamientos costosos, dolorosos y penosos. En el Perú es la primera causa de muerte femenina y afecta en general a mujeres jóvenes que están en la etapa más productiva de su vida y requiere de tratamientos que son muy duros para las pacientes y muy costosos, comentó Enrique Flint, ginecólogo.

Asimismo, el ginecólogo de la clínica Enrique Flint de la clínica San Felipe comentó que nuestro país tiene una alta incidencia de este cáncer que representa solo él casi el 25 % de todos los cánceres que se diagnostican en nuestras mujeres.

Si evaluamos la incidencia de cáncer en el Perú, vemos que en 20 de los 25 departamentos (contando al callao) el más frecuente es el de cervix. Esto es lamentable ya que este cáncer, la mayoría de veces, es prevenible y evitable”, expresó Flint.

Cabe resaltar que el origen del cáncer de cuello uterino se da por una infección por el papiloma virus de alto riesgo, el que puede llevar a las pacientes susceptibles a desarrollar el cáncer.

Flint dio a conocer que en diciembre del 2014 la FDA (agencia americana que regula los permisos de alimentos y medicinas) ya le dio el visto bueno a una nueva vacuna, bastante más efectiva que la anterior.

La que usamos ahora protege contra los dos tipos de papiloma que causan el 70 % de los cánceres. Mientras la nueva va a brindar protección contra esos dos además de otros 5 sub tipos de virus que también pueden llevar al cáncer, aunque con menos frecuencia. Significa que esta nueva vacuna, que probablemente comience a ser comercializada este año, ya daría una protección al 85 - 90 %”, señalo el ginecólogo de la Clínica San Felipe.

Prevención

El ginecólogo de la Clínica San Felipe, Enrique Flint recomendó que la mujer tenga frecuencia de acudir a su ginecólogo, ya que se si se detecta a tiempo se puede prevenir esta enfermedad.

El cáncer de cuello uterino no llega de golpe y el médico puedo detectarlo a tiempo a través del Papanicolaou, de la detección de la infección por PVH (hay un test, llamado COBAS, que nos dice si la paciente tiene el virus de alto riesgo). También se usa el IVAA (inspección visual con ácido. Además, si fuma deje de fumar, llevar una vida sexual ordenada y acudir anualmente al ginecólogo puede salvarte.

El Papanicolaou

El ginecólogo resaltó que independiente de los programas de vacunación, que usualmente se hacen en niñas antes de que inicien su vida sexual (aunque, es sumamente importante que las mujeres hagan sus controles con el papanicolau.

La prueba consiste en extraer una muestra de células del cuello del útero para detectar cambios prematuros en estas células que podrían derivar en cáncer de cuello uterino si no reciben tratamiento.

Los papanicolaos deben comenzar a hacerse a partir de los 21 años, sin importar la edad en que la mujer comenzó a tener relaciones sexuales. Las pruebas para detectar el papiloma virus humano de alto riesgo pueden comenzar a hacerse a partir de los 30 años, no es recomendable iniciar estas pruebas antes”, indicó Flint.

De otro lado, debes saber que si una paciente que tiene el papanicolao normal y la prueba del papiloma virus negativa, no requiere volver a hacerse el examen hasta dentro de 5 años. Mientras que la paciente que no tiene historia de riesgo y cuyos exámenes han estado siempre normales, a partir de los 65 años ya no necesita hacerse más exámenes.

Finalmente el Dr, Enrique Flint, ginecólogo de la clínica San Felipe resaltó: “El papanicolao es una prueba barata, rápida y que no duele nada. Es uno de los pocos exámenes que permite detectar lesiones antes de que se vuelvan cáncer, y ha salvado la vida de millones de mujeres desde que se invento”.