Salud

¿Cuál es el riesgo de los medicamentos contra los resfriados para niños?

Tenga cuidado de los remedios sin receta médica

Editor: Redacción multimedia

¿Cuál es el riesgo de los medicamentos contra los resfriados para niños?

¿Cuál es el riesgo de los medicamentos contra los resfriados para niños?

Los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado son la mejor forma de ayudar a un niño con resfriado a sentirse mejor. Podría ser que sí, no obstante, Jay L. Hoecker, especialista en pediatría y médico emérito de Mayo Clinic en Rochester (Minnesota) brinda algunos puntos para tener en cuenta: 

1. Fiebre. Excepto por los medicamentos que reducen la fiebre o alivian el dolor, no le des a un niño menor de 6 años ningún medicamento de venta libre para tratar la tos o el resfriado. Además, considera evitar usar esos medicamentos en los niños menores de 12 años.

2. Antibióticos. Sirven para combatir infecciones bacterianas, pero no tienen ningún efecto sobre los virus, que son los que causan los resfriados. Si tu hijo tiene un resfriado, los antibióticos no lo ayudarán. Recuerda que cuanto más antibióticos consuma tu hijo, más probable será que en el futuro se enferme con una infección resistente a los antibióticos.

3. Analgésico. De venta libre, como el paracetamol (acetaminofén, Tylenol y otros) o el ibuprofeno (Advil, Motrin infantil y otros), pueden reducir la fiebre y calmar el dolor de garganta. Sin embargo, recuerda que la fiebre generalmente es inofensiva y que el propósito principal de tratar a los niños es ayudarlos a sentirse mejor.

4. Ofrécele líquidos. Los líquidos como el agua, el jugo y el caldo pueden ayudar a hacer más acuosas las secreciones. Los líquidos calientes, como el té o el caldo de pollo, pueden tener un efecto calmante, mejorar el flujo del moco nasal y aflojar las secreciones respiratorias.

5. Usa un humidificador de vapor frío. Puede ayudar a que se estrechen los pasajes nasales y a aflojar las secreciones nasales.

6. Usa solución salina para la nariz. La solución salina de venta libre pueden ayudar a mantener los pasajes nasales húmedos. Con los niños más pequeños, usa las gotas nasales de solución salina; con los niños más grandes, usa un espray de solución salina nasal o una irrigación nasal con solución salina.

7. Anímalos a hacer gárgaras con agua salada. Los niños de 6 años en adelante pueden hacer gárgaras con agua salada para aliviar el dolor de garganta.

TE PUEDE INTERESAR: 

Prevenciones y vacunas antes de ir al Mundial de Rusia 2018

¿Son los batidos excelentes aliados para la salud?

¿Por qué se gana peso durante la menopausia?

6 pasos para tener un buen estilo de vida