Salud

Verano: Cinco mitos sobre la grasa corporal

La infinidad de recetas caseras para bajar de peso pueden no dar resultados

Editor: Redacción multimedia

Verano: Cinco mitos sobre la grasa corporal

Verano: Cinco mitos sobre la grasa corporal

En alguna etapa del año hemos apreciado acumulación de grasa en ciertas partes de nuestro cuerpo y, al consultar en la web, nos encontramos con una infinidad de consejos que no terminan de solucionar nuestras dudas.

Para Kateryn Pérez Willis, dermatóloga de la Clínica Continental, la grasa corporal se produce cuando no se queman las calorías que se consumen. “No se recomienda dejar de comer, al contrario, se necesita comer para obtener más energía. Cada cuerpo reacciona de forma diferente ante los alimentos, por eso, es importante conocerlo”, agrega la especialista.

Estos son alguno de los mitos sobre la grasa corporal:

1. Consumir grasa engorda. Puede parecer lógico, sin embargo, es uno de los más grandes mitos de los dos últimos siglos. Lo que en verdad engorda es el exceso de calorías frente a las calorías que se queman.

2. Las personas delgadas nunca tienen celulitis. La celulitis no diferencia color, peso ni edad. Aproximadamente el 90% de mujeres lo tiene y es causado por predisposición genética y estilo de vida. Para combatirla se recomienda alto consumo de agua, alimentos saludables, ejercicio y, en algunos casos, se puede optar por tratamientos médicos no invasivos (sin cirugía).

3. Cualquier ejercicio ayuda a bajar de peso. Cada parte del cuerpo necesita un rutina especializa. Es importante realizar un plan y contar con rutinas diseñadas por especialistas. Hay zonas muy complicadas que necesitan movimientos específicos para bajar de peso.

4. La grasa corporal aparece por inadecuada alimentación y falta de ejercicio. De acuerdo a Pérez Willis, la predisposición genética es un factor decisivo en el sobrepeso o acumulación de grasa corporal. Si los padres tienen determinada contextura, lo más probable es que los hijos también la dispongan.

5. Los alimentos “cero grasa” evitan la subida de peso. La etiqueta “cero grasa” no es igual a “cero calorías”. Generalmente se retira la grasa a estos alimentos y se le agregan otros compuestos como conservantes y azúcares, que contienen altos índices de calorías. Se recomienda darle una adecuada lectura a las etiquetas de los productos consumidos.

TE PUEDE INTERESAR:

Mujeres propensas a padecer artritis reumatoide

Conjuntivitis y queratitis: Cómo prevenir estas y otras afecciones oculares en verano

Verano: 3 tips que debe tener en cuenta si va a comprar lentes de sol

5 mitos del consumo de pescado que debes conocer