Trabajo

4 tips para lidiar con un reclutador poco amigable en las entrevistas

¿Con ganas de ser aceptado en ese trabajo? Sigue estos consejos

Editor: Multimedia

Fotografía: Shutterstock

4 tips para lidiar con un reclutador poco amigable en las entrevistas

4 tips para lidiar con un reclutador poco amigable en las entrevistas

¿Por qué hay reclutadores poco amigables? Si hasta la fecha considerabas que es difícil tratar con personas de carácter difícil en una entrevista de trabajo debes quedar atenta a esta nota, pues te revelaremos algunas claves para salir airosos durante y después de las típicas preguntas para ser aceptado en un nuevo empleo.

Hay que recordar que los procesos de selección suelen ser complejos, ya que existen diferentes pruebas a la hora de aceptar los retos de un nuevo puesto. Es importante, por ello, demostrar nuestros conocimientos, experiencia profesional y, sobre todo, generar una plática interesante con el reclutador que demuestre interés por ti.

Puedes ver: INEI ofrece más de 11 mil puestos de trabajo con sueldos de S/1,500

Julio Cabrera, consultor de Adecco Training and Consulting, explicó más al respecto. “Si bien es cierto que entablar una conexión con el entrevistador nos puede dar un valor diferencial al momento de elegir al mejor candidato para un puesto, este no es el principal factor para elegirlo. Primero tenemos que ver que tanto sus capacidades, como sus conocimientos y experiencias estén alineados al perfil del candidato requeridas por el puesto”.

- Sin prejuicios: El evaluador poco amigable mostrará un rostro que podría generarte dudas. Tranquila, tú se ve segura y contesta con seguridad a cada interrogante que plantea. Sólo procura no mentir, pues a la larga se notará si hay contradicción entre lo que dices y lo que escribes (en caso llenes algún documento).

- El entrevistador es una persona como nosotros: debemos entender que él, al igual que nosotros, se encuentra a merced de las mismas dificultades, preocupaciones y emociones, por lo que a veces puede tener un mal día.

- Investigar sobre la empresa y el entrevistador: Así como el evaluador investigará sobre nuestro perfil, debemos conocer a la persona que tendremos en frente. Esta labor es muy sencilla gracias a la información que se obtiene de las redes sociales como sus gustos, carrera laboral, hobbys. De paso tendremos un plus adicional al sorprender al reclutador con conocimientos extras de la empresa.

- Aprender a “leer” al entrevistador y la situación de la entrevista: Debemos estar abiertos a la información que el evaluador nos pueda transmitir y tener la capacidad de ver las oportunidades que nos está ofreciendo sobre el futuro del trabajo.

Te puede interesar:

El hombre que nada 2 kilómetros para llegar a su trabajo todos los días

¿Cómo se realizan las estafas con tarjetas de crédito?

¿Cuántas horas invierte una mujer que es madre y trabajadora a la vez?

Así luce por dentro 'Viva Air', el avión con precios cómodos [FOTOS]