Trabajo

7 actitudes que pueden provocar tu despido

Identifica estos comportamientos que ponen en riesgo tu estabilidad laboral

Editor: Editor multimedia

7 actitudes que pueden provocar tu despido

7 actitudes que pueden provocar tu despido

El mercado laboral puede ser un espacio muy difícil para mantenerte, sin embargo, hay ciertas acciones y actitudes que, de forma inconsciente, revelan nuestro rechazo hacia lo que estamos haciendo y nos colocan en una situación de riesgo. Si identificas uno de estos 7 errores como una conducta recurrente en ti, recuerda que estás a tiempo para cambiar de hábitos antes de que pierdas tu empleo.

1. No reconoces tus errores

Te resulta muy fácil culpar al resto o a tus implementos de lo que has hecho mal. Hacer el clásico mea culpa no tiene nada de indigno porque da muestras de que estás dispuesto a mejorar y anteponer el bien común que a tu intento de librarte del problema.

2. Siempre dices que estás muy ocupado

Una de las habilidades más valoradas en la actualidad es que seas multitareas. Si te limitas únicamente a lo que te han contratado o siempre respondes evasivamente cuando solicitan tu ayuda en otras áreas, darás el mensaje de que no eres apto ni adaptable a otro tipo de funciones.

3. Esperas instrucciones

Ser muy tímido con tus ideas no te ayudará mucho en el trabajo que tengas. Da a conocer lo que piensas porque puede servir de mucho al equipo. Además, sé proactivo y sobre todo ten la iniciativa con mucha mayor razón si no hay ningún superior que te esté instruyendo. Toma la delantera, recoge sugerencias y actúa.

4. No escuchas consejos

Tener una mentalidad cerrada te asegurará muy poco tiempo en el centro en el que te encuentres. Debes comprender que toda críticas está orientada a mejorar tu trabajo. Si no la pones en práctica, no solo repetirás tus errores sino que en lugar de que te vean como autosuciente, te considerarán arrogante. No lo tomes como algo personal.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO:

8 negocios que puedes empezar sin perder tu empleo

5. No te interesas por la vida de tus compañeros

Aunque siempre se diga que mantener una relación estrictamente laboral con tus compañeros de labores sea algo bueno, en realidad puede ser perjudicial. Compartir con ellos, conocerlos e incluso pasar momentos divertidos libera del estrés y los une más. Si estás exactamente del lado opuesto, diciendo que "no" a todo, preocúpate porque percibirán que no te interesa nada de ellos y que no mereces su amistad.

6. Siempre te quejas

Nunca estás conforme con lo que tienes y siempre reclamas por cosas que pueden incomodar tanto a tus jefes como a tus compañeros. Está bien tener dudas y buscar resolverlas, pero si es muy recurrente, solo das la señal de que no te sientes a gusto con lo que haces a diario. Pregúntate si realmente ese trabajo es para ti, de lo contrario, otros tomarán la decisión por ti.

7. Dejas todo al último

Hacerlo todo a última hora se traduce con la calidad de trabajo que presentas. Recuerda que esto afecta tu vida profesional y personal. No organizar bien tus tiempos y vivir en el desorden solo te traerá malos resultados. Haz un cronograma y entrega tus cosas a tiempo. Será lo mejor para tu, tus empleadores y tu entorno en general.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

10 negocios para iniciar desde hoy y sin invertir dinero

5 claves para solicitar un préstamo para tu negocio

Identifica los beneficios de tener una micro y pequeña empresa

3 negocios que puedes empezar con S/. 1,000 soles