Trabajo

Desempeño vs. remuneración: Cómo las empresas pueden definir una compensación

La remuneración es una de las mayores preocupaciones de Recursos Humanos

Editor: Redacción multimedia

Desempeño vs. remuneración: Cómo las empresas pueden definir una compensación

Desempeño vs. remuneración: Cómo las empresas pueden definir una compensación

Con el pasar del tiempo, el papel del capital humano en las organizaciones cambia, y si bien es cierto que sin las personas nada es posible, la compensación se convierte en un elemento fundamental y crítico en la relación empresa – empleado, pasando a ser una decisión estratégica.

Para Alejandra de Osorio, gerente de Training and Consulting de Adecco “la remuneración se ha convertido en la herramienta de gestión más potente que tienen las organizaciones para dirigir el desempeño de sus empleados hacia los objetivos del negocio, es por ello que el área de gestión de personas debe adaptar su modelo de retribución con el fin de fidelizar y alinear al talento.”

La especialista de Adecco, indica que, al definir una estrategia de compensación en las empresas, se deben tener en cuenta los siguientes criterios:

1. La compensación debe responder a las necesidades estratégicas de la empresa: Es decir, se debe pagar a los empleados en función a su desempeño y aporte que estos hacen al logro de los objetivos estratégicos de la organización. El área de Recursos Humanos debe tener en cuenta que lo importante no es pagar más, sino pagar mejor. 

2. La retribución debe ser internamente equitativa: Dos personas con el mismo nivel de puesto y perfiles parecidos, deben recibir remuneraciones similares. Si no se cuida la equidad interna los empleados estarán desmotivados, lo que impactará en la productividad de la organización.

3. Diferenciarnos de nuestros competidores al momento de pagar a nuestros colaboradores: Teniendo en cuenta los salarios del mercado, se debe fijar la posición. Si no se cuida esta arista, se corre el riesgo de perder al talento a manos de la competencia. 

Pero muy aparte de estos 3 criterios, recordemos que cuando hablamos de recompensar a nuestros colaboradores, no solo debemos considerar la compensación económica, sino también los otros elementos que conforman lo que llamamos el modelo de recompensa total.

¿Qué es el salario emocional?

Son todas aquellas cuestiones no económicas que el trabajador obtiene producto de su trabajo, y que buscan incrementar su productividad y apoyar en su crecimiento personal y profesional, mejorando su calidad de vida, a la vez que se fomenta un buen clima organizacional.

Así mismo, el salario emocional influye en la retención de talento, pues a la hora de recibir una oferta de otra empresa, el colaborador evalúa, además del dinero adicional que le puedan ofrecer, las condiciones que le otorga su empleador actual como parte de la recompensa no monetaria y que podría estar perdiendo.

“Un horario flexible, teletrabajo, beneficios sociales, capacitación y formación profesional, espacios de distracción dentro de la empresa, son algunos ejemplos de salario emocional que buscan los empleados al momento de formar parte de una empresa”, finaliza Alejandra de Osorio.

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce las carreras rentables para emprendedores

6 maneras para no mezclar los problemas emocionales en el trabajo

Los 7 secretos para alcanzar los objetivos en las empresas

Aprende a conquistar una entrevista de trabajo en 7 minutos