Trabajo

Entérate los datos que jamás debes decir sobre las tarjetas de crédito

¿Dudas? Conoce lo que debes evitar hablar referente a las tarjetas

Entérate los datos que jamás debes decir sobre las tarjetas de crédito

Entérate los datos que jamás debes decir sobre las tarjetas de crédito

Es necesario tener un uso responsable y cuidadoso con las tarjetas de crédito, sobre todo a la hora de ir a realizar alguna compra, de lo contrario, se puede generar fraudes o estafas en menos de lo que canta un gallo.

Facundo Turconi, CEO y fundador de "Solven", contó para "Gestión" como establecer medidas de protección para las tarjetas. “Como parte de los mecanismos para evitar o detectar temprano fraudes es importante establecer alertas mediante correos electrónicos o SMS, que te notifiquen al realizar una transacción. Así, podrás tener mayor control de cada una de tus operaciones para evitar fraudes o detectarlos temprano.”

Imagen relacionada

Asimismo, el especialista mostró tres métodos que, bajo estudios rigurosos, resultaron favorables para las personas que cargan este método de pago.

1. Número de tarjeta.

Este dato usualmente lo piden los bancos vía telefónica, sin embargo, cuando se recibe la llamada de otra persona no identificada o lo solicita un tercero en un lugar de compra, es mejor evitar brindar mayores datos.

2. Fecha de vencimiento.

Se podría pedir para verificar la identidad del usuario cuando se contacta con el banco o cuando está realizando alguna transacción, pero aún hay riesgos por brindar este dato.

Resultado de imagen para tarjeta de credito gif

3. Código de seguridad.

En la parte de atrás de la tarjeta, al costado de donde va la firma del usuario, hay un código de seguridad. Es una llave para proporcionar datos y bajo ninguna medida se debe proporcionar la información.

Te puede interesar

5 curiosidades que debes saber antes de pagar un producto vía Internet

Conoce los 10 trabajos más estresantes en lo que va del 2018

¿Qué cualidad ven los de RR.HH cuando contratan trabajadores nuevos?

¿Chateas en el trabajo? Estudio revela qué puede ocurrir con tu futuro profesional